Los hechos

Captura de pantalla 2014-01-26 a la(s) 19.20.29El 8 de junio de 2013 fueron desaparecidos Lilia y Juber en la casa que estaban terminando de construir en la población de Rubio, en el Estado de Táchira (Venezuela).

Ese día fueron vistos por última vez por sus vecinos. Dos días antes, el 6 de junio, Lilia y Juber hablaron por teléfono con sus hijos y les contaron con preocupación que el 3 de junio un grupo de hombres desconocidos intentaron asaltar la casa, aunque huyeron ante la pronta intervención de los vecinos.

Cuando fueron desparecidos, en la mesa estaba la comida preparada.

El 21 de junio de 2013, los hijos de Lilia y Juber, ya en Venezuela, interpusieron la denuncia por su desaparición ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Rubio, dando luego notificación al Ministerio Público.

La familia del matrimonio desaparecido ha hecho gestiones, hasta ahora sin fruto, ante la Fiscalía General de la Nación, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio del Interior y Justicia, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Director General del CICPC, el director CICPC del Estado Táchira, la Comisión Nacional de Refugio, el Servicio de Jesuitas para Refugiados y Dirección Política de la Gobernación del Estado Táchira, entre otros.

Durante los meses transcurridos también se han emitido tres Acciones Urgentes Internacionales con el apoyo de numerosas organizaciones sociales y de derechos humanos de Venezuela, Colombia y de otros países. La primera, el 17 de julio de 2013 (Consultar aquí), y la última el 22 de octubre (consultar aquí).

Además, el pasado 13 de diciembre, la familia de Lilia y Juber hizo pública una carta abierta al pueblo y al gobierno de Venezuela en la que aseguraba: “Aún en este momento de difícil tránsito para nosotras como familia tenemos el aliento suficiente para advertir sobre la horrenda pesadilla que hiere la historia de los lugares del mundo donde se ha recurrido a la práctica de la desaparición forzada. Nuestra Colombia, entre otras, tardará generaciones para sanar el rastro de semejante afrenta. Queremos creer que Venezuela está a tiempo todavía de impedir que le cubra esa larga y tormentosa noche. Nos resistimos a aceptar que la tierra de promesa que cautivó a Lilia y Juber y que estos escogieron para coronar su existencia, sea la misma que responda con silencio ante nuestro clamor”.

La carta de la familia pidiendo que las investigaciones sobre lo ocurrido a Lilia y Juber se aceleren estaba firmada por activistas, creadores e intelectuales como Manuel Reyes Mate, Fracoise Houtart, Piedad Córdoba, Juan Carlos Monedero, Héctor José Arenas, Javier Giraldo, Carlos Fernández Liria, Juan José Tamayo, Santiago Alba Rico, José Manuel Martín Medem, Luis Alegre Zahonero, Javier Corcuera, Jaime Pastor e Isaac Rosa.

Consúltala íntegra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>